¡Revisa cómo se vivió el Lollapalooza Chicago 2013!

Como somos súper bacanes, en No Soy Fashionista fuimos a cubrir el Lollapalooza Chicago (the real Lolla)… Mentira, no somos tan bacanes, pero mi amiga personal Carola Díaz viajó hasta USA para disfrutar de este show, con el que alucinamos desde chicas y que ahora podemos disfrutar en Chile en su versión más pabre (pero bacán igual). ¡No se pierda el testimonio acompañado por muchas fotos!
___________________________________________________


Invitada cordialmente por la creadora de este Blog , les comentaré mi experiencia en la más reciente versión de Lolla Chicago, que culminó este domingo 4 de agosto, después de tres días intensos, en los cuales se vivió no sólo una jornada de música, si no que de paz, armonía, emociones, novedades y todas las energías positivas que te puede brindar un evento como éste.

Este era mi primer Lolla en su ciudad clave desde el 2005 en adelante, y a pesar de que había asistido a las versiones en el Parque O’Higgins, sin duda la diferencia se nota, no sólo en el Line Up teniendo a clásicos como The Cure y New Order, fusionados con Nine Inch Nails, The Killers, The National, The Postal Service, Two Door Cinema Club, Vampire Club y el más reciente fenómeno Icona Pop entre otros, sino también en la buena disposición que el festival posee para pasar un grato momento.

EL AMBIENTE

La entrada al Grant Field Park (que es un parque bien central que al costado tiene al lado al Lago Michigan) no es un caos. La gente es ordenada, nadie corre, nadie empuja, se respetan filas, el control de mochilas es rápido, dejando pasar con todo menos bebidas tipo “Gatorade” o cervezas (sólo agua en botella estaba permitido).

El acceso a comida y bebidas era rápídisimo ya que habían stands de cada uno en los 8 escenarios  (incluyendo el Kidzapalooza) y como no acá en Santiago, que tienes que hacer una fila para comprar ciertos tickets para después hacer otra fila interminable para adquirir alimentación… Una lata.

Este festival es una tradición, van familias completas con mantitas buscando sombras de árboles para estar más fresquitos. Los guardias de los escenarios no tienen problemas en “manguerear “ al público si éste lo pide. Las teenagers están ahí por que sus papás las llevaban de niñas, los chicos se emborrachan pero nadie deja la escoba, nadie molesta a a nadie, nadie rompe nada y todos se van tranquilos a casa.

El tráfico en Chicago es terrible, durante este festival pero los policías están guiando tanto a peatones como conductores para que ningún accidente ocurra, y el metro se mantiene abierto (en las  direcciones principales) toda la noche.

Dentro del mismo  parque se habilitaron stands temáticos, mucha ropa vintage y tendencias ecológicas. Hay un sector de restaurant con mesas y colchonetas con pantallas gigantes con los shows transmitidos desde los ecsenarios para que no se perdérselos  mientras se come. Los baños son abundantes, aunque al tercer dia ya parecen horribles. En ningún momento alguno estuvo tan mal, y tótems con gel antibacterial habían por montón al salir de éstos.

LA MODA

Como es pleno verano todos andan ligeritos de ropa, mucho short en las chicas, mezclados con chalas, petos, bikinis, y coronitas de flores en la cabeza tipo Lana del Rey, que cerró la primera noche. Los chicos andan sin polera, las mamás con vestidos ligeros, las más rockeras con las poleras de su  banda favorita, lo mismo los papás.

También llamó la atención que muchos asistentes llevaran colgando un globito de distintos motivos (desde South Park, pasando por Yoda , hasta Bob Esponja) para que ubicar a su gente.

LA MÚSICA

Primer Día: Nine Inch Nails la primera noche, imperdible. Era como si la gente hubiera asistido sólo para estar en ese show. En el Bud LightStage no cabía ni un alfiler. Paralelo a éste, The Killers al otro extremo en el escenario Red Bull Sound Select, le cantó a Chicago su canción principal e invitaron a su ídolo Bernard Summer de New Order a tocar con ellos, al que Brandon Flowers no podía estar más emocionado ya que la banda británica se había presentado antes en el mismo stage, entregando todos sus más increíbles éxitos a un público claramente más adulto.

Me saco el sombrero por Jesse Ware para los que le gusta el soul. Lamenté a una ondera pero embasada Icona Pop, mientras en paralelo la talentosa Emili Sande dejaba la patada con su gran voz y elegante estilo.

Segundo día. Es y se llamó The National. Sonaron espectacular y la gente estaba totalmente entregada descansando desde el pastito, bebiendo cerveza relajadamente, lo que dio un ambiente bastante armonioso como la música de esta banda. The Postal Service era el plato fuerte, y si querías verlo desde la primera fila, deberías haber estado ahí desde el mediodía.

Tercer día: El de los chilenos Astro, que si bien la barra chilena llegó desde varios lados de USA, los gringuitos que no los conocían se llevaron un grata sorpresa prendiendo de inmediato con sus temas, lo mismo con RVSB que si bien vinieron entre Vampire Weekend y Phoenix, la gente no paró de bailar.

Two Door Cinema Club hizo un show perfecto, con el público como tú realmente los ves en los streams: saltando, aplaudiendo, levantando personas para acarrearlas en brazos, se vivió un espacio  con una hinchada fiel.  Lo que me gustó fue el ambiente que se creó en Vampire Weeckend con mucha gente haciendo círculos, bailando entre sí… Más que empujarse por llegar al frente. The Cure siempre sólidos, cuando llegué al stage en que se presentaban era como tener el Estadio Nacional lleno, pero un parque. Lograr pasar era un desafío con los ingleses sonando tremendo.


En fin, la experiencia fue muy buena. Como decía, en Chicago, Lollpalooza es tradición de tradiciones, mucha gente de todas partes del mundo llega hasta ahí. En la ciudad, las tiendas te saludan si vienes a Lolla, te hacen descuento, no sólo el Grant Park Field se viste de fiesta si no que Chicago completo. Para repetírselo.

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

One Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *