Inspiración: Arched Eyebrow

La amo desde que descubrí su blog y quiero casarme con ella. Me encanta y es una de las blogueras que más me inspiran, no sólo por lo bacán que se viste, sino que por su personalidad y su determinación a la hora de opinar y referirse a los haters que atacan a la gente gorda.

Ella es Bethany Carman Rutter, tiene 23 años y es periodista (como yo <3!). Descubrí su blog a través de un post re viejo en Mashable, y en Arched Eyebrow habla sobre el fatshion, muestra sus looks y escribe sobre “tomar un compromiso corporal positivo” con el hecho de ser gorda. Ella misma dice que es una especie de manifiesto. A mí simplemente me encanta.

Bethany ha desarrollado toda su vida en Londres, y en uno de sus más recientes post muestra que no siempre fue gorda…

De hecho, contó que antes de entrar a la U, bajó como 25 kilos, algo que fue seguido en forma obsesiva por sus amigos y familiares. Todos pensaban que su mayor logro era haber bajado de peso. Gracias a esto fue objeto de elogios y llegó a pensar que era el aspecto de su vida más digna de aprecio. Todo el mundo se sentía con el derecho de comentar lo que le estaba pasando. Además, ella nunca se sintió bien bajando tanto de peso, y tampoco podía ver la diferencia cuando iba perdiendo grasa. Mal.

“El cambio era para ellos, no para mí. Incluso la pérdida de peso. A mí nunca me importó. Pensaba que dado que era una mujer interesante, inteligente y sociable, al menos debía dar a los que me rodeaban ‘el paquete completo’, y hacer mi atractivo más convencional. Me di cuenta que la gente preocupada por mí quería que fuera bonita o ‘normal’, así que lo hice. No fue difícil, pero no era divertido”, dijo en esta entrada.

Más adelante fue viendo que gracias a que estaba “flaca” había podido tener algunos beneficios, como pololear con el tipo que le gustaba o salir a bailar a discos y esas cosas. Pero todo eso tenía un costo, que era pasar horas en el gimnasio, restringir sus comidas, a veces no salir con amigos (porque es típico que los amigos se juntan y pá, comida chatarra). Y todos sabemos que muchas veces, el restringirse en las comidas hace que tengamos mañitas.

Como buena periodista, investigó sobre las dietas, y se dio cuenta que en realidad iba a salir perdiendo, porque los estudios indican que ya sea por estrés, presión, falta de autocontrol o falta de compromiso, se sale para atrás con la dieta. “Fallé pero pocos años más tarde tengo 100% de éxito en cosechar lo que se supone que tendría con la dieta, pero sin el dolor y el aburrimiento”, dijo.

Bethany es una de las fatshion bloggers que más confianza inspira a través de sus post. Habla claro y sincero, y pese a que jamás la he visto en persona (y no tendría para cuándo verla), sé que ella es muy muy segura de sí misma.

Para qué vamos a hablar de su estilo, es única y simplemente cool. Usa ropa comprada en Asos, Topshop, la ropa americana y de donde venga. Es sequísima. Incluso usa bikini en el verano, y también sube fotos con su ropa interior bella, tiene un pololo con el que se visten iguales cuando van a algunos carretes y les llama la atención -no a los haters de los gordos-, sino que a los gorditos, para que les dé lo mismo lo que diga el resto mientras ellos sean felices ¡cómo no voy a amarla!

Les dejo su blog y página de Facebook, a ver si les tinca seguir sus post. ¿Queda alguna duda de por qué es objeto de mi admiración e inspiración de la vida?

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *