Gente estrecha de mente: “¿Acaso le tienes envidia a la Miss Chile?”

Hoy más que nunca reafirmé que en este mundo hay gente muy, pero muy estrecha de mente. De esas personas que creen que todo es blanco o negro y no hay más opciones. Y la que generalmente escogen es la que tiene una connotación negativa.

En la noche tuve una mini conversación con María Jesús Matthei (Miss Universo Chile 2013) vía Twitter, quien comentó muy contenta que la heladería Bravíssimo tendría delivery, a lo que respondí: “y lo anuncia la mina que menos helados debe haberse tomado en su vida”. Si lo piensan, es por un asunto de marketing (y sí, soné pesada igual, pero bleh, venía recién despertando). Francamente, ¿quién le va a creer a una modelo de alta costura y participante de Miss Universe -que obviamente trabaja con su cuerpo y debe mantenerlo impecable-, que toma helados allí? Como marca, preferiría buscar a otras figuras públicas que me ayudaran con eso.

El asunto es que María Jesús me respondió, y dijo “¿esto cuenta?”, adjuntando una foto con un café/chocolate frappé con crema de Juan Valdez (CREO, no lo supe identificar).
Claramente, a ella no le cayó mal el comentario (no sé si es que habrá entendido mi punto inicial, en una de esas sí), y la conversación se tornó amena. Le contesté que claro que contaba, siempre y cuando se comiera con el dedo la crema que queda en la tapa, y así. Además, le expliqué que como ella trabaja con su cuerpo, difícilmente podría disfrutar tanto de esas cosas ricas, a lo que me respondió que afortunadamente no trabaja en bikini, así que puede darse esos gustos de vez en cuando. Bacán por ella, para las modelos el tema de la comida es re jodido.

Entre las dos, cero drama. Le conté que yo de todas formas con o sin helados en mi vida, uso bikini igual, y la conversación terminó ahí, con un FAV a mi tweet.

Pero aquí es donde me empiezan a llamar la atención varias cosas. La primera, es lo corta de mente que puede resultar ser la gente. Al tiro me llegaron comentarios de que soy una envidiosa, que le tengo pica, que soy una gorda pesada y así. Es decir, cero posibilidad de que exista otra razón por la cual nació mi comentario.

Lo segundo es que una como mujer, no puede realizar ningún comentario sobre otra mujer porque te tachan al tiro de envidiosa. ¿Por qué ese afán? Al menos yo, no tengo nada que envidiarle a María Jesús, porque no quiero ser ni tener lo que ella es/tiene. Estoy muy conforme con mi vida, justo donde quiero estar, y lo mejor es que lo más probable es que ella también.

Lo de “ay que erís envidiosa” me ha pasado en otros contextos más básicos aún. “A ella no se le ve bien ese vestido” – “AY QUE ENVIDIOSA”. Amigos, no. Si una piensa que no se le ve bien algo a alguien no es de envidia, es simplemente porque uno cree que no se le ve bien.

Y lo último, ¿se dan cuenta de lo incidiosa que puede ser la gente? Entre María Jesús y yo no hubo mala onda en ningún momento -pese a lo pesado que sonó mi comentario inicial-, y eso refleja que ella es una mujer segura de sí misma y de lo que hace. Y así y todo me trataron de envidiosa, picota, gorda (oh sí, la media novedad, qué insulto más terrible), pesada, etc.

Hay personas que se creen con el derecho de calificarte de esa forma, porque no tienen idea de cómo puede funcionar el mundo en realidad. Para ellos, las cosas andan sólo de una manera, y qué pena que eso suceda.

María Jesús, si lees esto debes saber que admiré la forma en que me respondiste. Cualquier otra mujer – una con menos tolerancia o inteligencia-, podría haberse agarrado de las mechas conmigo por el comentario, pero tú viste más allá. Ojalá que un día podamos compartir un abanico de berries en el Bravíssimo porque los helados son el mejor invento de la repostería en la historia de la humanidad (y ese plato es el mejor que tienen en su carta).

p.d. La conversación original de tuister, en este link.

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

3 Comments

  1. Muy de acuerdo contigo, creo que el problema general es que la gente cree que si las mujeres decimos algo, en realidad pensamos todo lo contrario,pero no es así, podemos ser totalmente objetivas y tenemos la capacidad de decir si algo nos gusta o no.

  2. aaay me carga y generalmente son hombres los que hacen ese tipo de comentario (pero las minas no se quedan atrás tampoco) es como si no pudiéramos tener una opinión diferente del resto de la gente , y sii cuando empece a leer esta nota , encontré pesao tu comentario xd ajajajaj pero te encontré razon igual , se fue en volá el bravisimo e.e saludos cami , siempre leo tu blog y es primera vez que me atrevo a comentar xd ajajaj exito:*

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *