De liso al más afro de todos: Conoce tu tipo de cabello y consejos para cuidarlo

Tener el pelo lindo y sano debería considerarse un logro digno de premiar. Como poseedora de una melena crespa natural, no siempre le he achuntado a los cuidados que hay que tener, más que nada porque pensaba que todos los chochos eran iguales. Por medio del sistema “ensayo y error”, aprendí los cuidados que necesito, pero me habría ahorrado años de condoros si hubiese sabido que no todo pelo se cuida de la misma forma. 

Generalmente, la pregunta que más me hace la gente que recién me conoce es si mi pelo es naturalmente crespo o producto de horas de peluquería y químicos. Siempre contesto con la misma anécdota: Mi pelo solía ser ondeado, de ese tipo que no es ni crespo ni liso, y que si no lo peinas a cada rato parece que estuvieses recién levantada de una siesta. Eso hasta que cumplí 14 y mi mamá me hizo un “pixie cut” que más parecía corte milico. Después de pasar cerca de un año pareciendo niñito, mi pelo comenzó a crecer en un manto crespo que amo hasta el día de hoy.

actuals

Yo y mi cabello púber 1C (bonus: niñez de la dueña del blog), versus yo y mi pelo actual 3B.

Nunca encontré explicación a lo sucedido, pero desde ese momento empecé a preocuparme de que mi pelo estuviese sano, así que me dediqué a averiguar y aprender todo lo relativo al cuidado del cabello, en especial chochos, crespos, ondas, etc. Así saqué en limpio que, lo primero para tener una melena linda es conocerla. Para facilitar la pega existe la “Clasificación del Cabello Según Textura”, que ayuda a entenderlo y cuidarlo según su naturaleza.

oprah

El Sr. Walker y doña Oprah, laburando.

Esta clasificación la invento el estadounidense Andre Walker, conocido por ser el estilista personal de Oprah Winfrey y por la creación del típico pixie cut de Halle Berry, además de haber sido galardonado siete veces en los  premios Emmy por “Outstanding Achievement in Hairstyling” por su trabajo en The Oprah Winfrey Show.

Walker creó una tabla especial de reconocimiento de texturas de cabello para brindarles así un cuidado más preciso. De esta forma separó las texturas en cuatro grandes grupos (numeradas del 1 al 4),  divididos cada uno en tres subgrupos para un mejor detalle (A, B y C).

Cabello tipo 1: Pelo Liso

tipo1

Este tipo de cabello no posee ningún patrón en su estructura. Generalmente son pelos brillantes y con tendencia a la grasitud. El 1A no posee volumen, cae recto desde la cabeza y es difícil hacer peinados que duren mucho. El 1B posee algo más de volumen, es menos pesado y más maleable. El 1C, en tanto posee más cuerpo, puede mantener ciertas ondas al ser peinado aunque tiende a enredarse con facilidad. Un shampoo para pelo graso y cepillado constante para aprovechar los aceites naturales es recomendable. Los peinados duran más cuando se usa calor y un serum fijador.

Cabello tipo 2: Pelo Ondulado.

tipo2

Este tipo de cabello va desde las ondas muy suaves a los rizos sueltos. El pelo 2A posee ondas tipo S que comienzan en los largos y no “rebotan” al estirarlas, el 2B son más marcadas y comienzan en la base de la cabeza, en tanto que el 2C las ondas ya pasan a ser rizos anchos, los que pueden empezar en los largos o más arriba. Estos tipos de cabello son fáciles de peinar, alisar y volver a su forma natural tanto con cepillo o peineta no muy fina. Se recomienda usar aceite de jojoba para el frizz, shampoo sin sulfato para definir ondas y una máscara de mayonesa o huevo cada 15 días. Desde el tipo de cabello el 2C en adelante es preferible usar difusor para secar.

Cabello tipo 3: Pelo Rizado.

tipo3

Este tipo de cabello ya presenta bucles en forma circular o “S” muy marcada. El rizo del 3A tiene forma de serpentina amplia. El 3B posee más volumen y una circunferencia de rizo más cerrada, en tanto que el 3C se muestra con curvas más apretadas y pequeñas. Peinar siempre húmedo, con peineta de dientes anchos y los dedos, aplicando mousse o crema de peinar. Usar secador sólo en caso de extrema necesidad, siempre con difusor y en la menor temperatura. Masajes de palta y aceite de coco nutren y humectan el pelo, que generalmente en el 3C no posee mucho brillo.

Cabello tipo 4: Pelo Afro

tipo4

Estos rizos son muy pequeños y densos. La forma del bucle se dobla en ángulo formando una “Z”. Se enrollan en forma apretada y al tacto puede parecer áspero. El 4A es de textura fina, el 4B puede llegar al doble de su largo al ser alisado y el 4C a más del doble. Se recomienda desenredar con aceite de coco, karité o mango, siempre con los dedos o peines anchos de dientes largos y separados, usar toallas de microfibra y dormir con fundas de almohada de satín, seda o gorros del mismo material, ya que el roce con telas de algodón le quita humedad y quiebra la fibra.

image

No todos los pelos lisos son grasos, por lo que debes identificar, aparte de la textura, si éste es graso, seco o mixto, para poder así tratarlo completamente o sólo largos. Kerastase Bail Crystal y Dove Daily Moisture son los recomendados por amigas pelolais.  Si tu pelo se enreda mucho, trata de sacar los nudos con el pelo húmedo, para evitar quiebres. Peinarlo seco sirve para repartir los aceites naturales en los largos.

Ante todo, los pelos crespos necesitan humectación ya que es lo que le da vida a la onda o bucle. Un buen shampoo y acondicionador especial para tu tipo de cabello  es fundamental: Kerastase Bain Oleo Curls y Redken Curvaceous son mis favoritos. Nunca peinarlo seco, un recorte cada tres meses y un buen masaje hidratante cada 15 o 30 días mantendrán tu cabello sano.

¿Cuál es tu tipo de cabello? Cuéntanos y compártenos algún tip que conozcas para cuidarlo al máximo 😉

DISCLAIMER: No soy peluquera ni estilista (aún), lo que he aprendido ha sido averiguando, conversando con profesionales y en las cabezas de amigas que han depositado su confianza y dejado que experimente con ellas.

Victoria Grayson

Soy maquilladora y manicurista autodidacta, experta compradora online y adicta a las series de TV inglesa. No uso Facebook, tengo un trabajo serio y una chihuahua.

One Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *