Pensé que era horrible, pero no: Usé la LifeCup y la amé

Creo que últimamente he tenido demasiadas experiencias de “antes pensaba esto, pero por X razón cambié de opinión”, y este post no es la excepción: era de las personas que se reían de las copitas menstruales hasta que probé una.

Ya sé, el tema de las copitas menstruales suena demasiado WTF para la mayoría de las mujeres, pero de verdad que mi percepción sobre el tema cambió luego de que los amigos de LifeCup me enviaran una para probarla. Fue una ultra revelasaund.

No sé ustedes, pero para mí el periodo es un trámite latero por el que tengo que pasar todos los meses. Casi como tener que ir al banco a pagar el CAE: duele en el alma, el bolsillo, te pone de mal humor, etc. La menstruación en sí me hace creer que ando hediondísima (no sé si les pasa, yo me paso el rollo completo), y de verdad que las toallas me causan cierta incomodidad. Ni hablar de los tampones, la única vez que intenté ponerme uno fracasé como mujer.

De ahí nacía mi miedito a usar una “copita menstrual“. Sé de personas a las que las toallas o los tampones les causaron shocks sépticos, entonces una copa de silicona que era gigante (según mi mente juvenil) tenía que ser muchas veces peor.

IMG_6248

Los chiquillos de LifeCup me hicieron la siguiente pregunta: ¿Cuánta plata gasto anualmente en toallas higiénicas? Ciertamente, UN MONTÓN.

Esta copita está fabricada con silicona hipoalergénica, es muy suave y flexible y viene en diferentes tallas dependiendo de tu edad o si tuviste un bebé por parto natural.

IMG_6243

Usándola por primera vez:
Antes de siquiera intentar ponértela, deber hervirla por un buen rato para esterilizarla. No temas tomarla de inmediato: el material con el que está fabricada se acomoda rápidamente a las temperaturas, así que se enfría rápido.

Después de eso te la puedes poner, siguiendo las instrucciones del folleto que trae. Juro que me demoré como 40 minutos intentándolo (porque tenía miedito), pero cuando lo logré lo supe y GUÁ: no se sentía nada de nada!

Hice mi vida normal en la casa, aseo, dormí una siesta, jugué con mi perro y no hubo derrames, ni incomodidades, NADA. Puedes usarla hasta 12 horas seguidas, inclusive si vas a dormir, y antes de volver a colocarla, debes enjuagarla con agua potable.

Al sacarla suena chistoso y debes tener cuidado de no botar el interior. Pensé que sería más asquerosito, pero me debo decir que las toallas causan más repulsión.

Al terminar el periodo, se hierve de nuevo y se guarda en la bolsita que trae ¡voilá!

Si bien los dolores típicos y las incomodidades usuales del periodo continúan, con la copita te quitas un problema de encima, así que la recomiendo a ojos cerrados.

Si quieres conseguirla, la puedes encontrar en el sitio web de LifeCup y cuesta 18 mil pesos chilenos (ojo que en la web aparece en pesos colombianos, pero después se cambia). ¿Te animas? ¿Ya la usaste? Cuéntanos tu experiencia!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

7 Comments

  1. Use una en un viaje: error, horror, TODO MAL. La había probado el mes anterior y siempre se me chorreaba pero como estaba en mi casa daba lo mismo. La intente poner de mil maneras, la logre poner bien y todo, con la técnica recomendada pero igual un desaste. Sigo fiel a los tampones

  2. A mi me ha tincado usarla, porque me desangro siete días (horror) y muy abundante, cosa que las toallas contienen apenas. Incluso duermo con toalla y tampón, porque si no, mancho las camas y ni cuenta me doy.

    Pero el problema es que soy virgen y una amiga que la usa me recomendó mejor que no, porque había que meter mucho “puño para adentro” ¿será verdad?

    • Nada que ver!! La copita menstrual queda mucho más “afuera” que un tampón, y ni siquiera un tampón te haría perder la virginidad. Además, vienen por tallas (la tuya tendría que ser talla 1 si eres menor de 30), y el truco para ponérsela es que te relajes (ídem para cuando pierdas la virginidad :P).
      Pruébala, porque te hará ahorrar mucho. Si quieres irte a la segura, consulta con tu ginecólogo por el tamaño que debes ponerte, será mucho más fácil 🙂

      • Ahahhaha, es que el problema es que soy virgen teniendo 30 … – suenan grillos

        Por ende, no sé que talla aplicaría en estos casos: abundancia tsunámica con virginidad. Supongo que cuando vaya a ver al gine tendré que ver mi caso en particular…

        • Es que la abundancia no tiene que ver con el tamaño por donde sale el tsunami jajajaja cachai? Quizás sí eres la talla más pequeña, pero deberás limpiarla con mayor frecuencia no más 😀 Yo generalmente lo hago cada 4 ó 5 horas!

  3. Lo importante es en primera instancia sacarse todos los prejuicios que uno tiene respecto a la regla y dejar de verla como algo negativo y como algo que debe ser ocultado. Por ejemplo cuando usas la copa, te das cuenta de que la menstruación NO huele mal y de que no es tan abundante como pensabas, y que finalmente de asqueroso no tiene nada.
    Motivense en usar la copa chiquillas, uno demora en acostumbrarse, pero una vez que le agarras el ritmo, te das cuenta que es el mejor invento ever.
    Hay varios proveedores en Chile, así que averigüen antes de amarrarse por alguna marca.

    Yo he usado copa por más de tres años, y hasta el día de hoy, hay algunos días que he tenido algunos problemas para insertarla, pero quien no ha tenido problemas también con toallas o tampones que tire la primera piedra.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *