DIY | Cómo transformar tus jeans rectos en pitillos

Cuando por ahí en 2004-2005 empezaron a ser usados por más gente -aparte de los punkies-, los odiaba a muerte. En verdad, es porque siempre he odiado los jeans, pero como que me estoy reconciliando con ellos, así que hago el intento de comprarme alguno cada vez que puedo (o encuentro para mí, francamente).

Eso sí, como soy talla 46-48 (dependiendo de la marca), muchas veces los pitillos me quedan súper sueltos de todos lados, así que tengo que ajustarlos ¿Se acuerdan de los pantalones a los que le arreglé la entrepierna? Ese día también los ajusté, así que aproveché de armar un tutorial a prueba de mensos por si es que ustedes quieren hacer lo mismo (y aplica a todo tipo de cortes, rectos, pata de elefante e incluso los leggins que quedan gigantes, como los míos):

jeans1

Paso 1: Lo primero es ponérselos (erf). Siempre trato de que alguien más me marque las prendas a arreglar, pero si no tienes a nadie cerca, entonces calcula más o menos dónde tendrías que cortar la tela. Generalmente no son más de 5 cm. Afírmala con alfileres para saber si queda demasiado apretada o si es que queda bien. Sólo basta que lo hagas con una pierna, de ahí puedes traspasar esa medida a la otra. Recuerda hacer esto a la altura de dónde querrás cortar (por lo general es a la altura de la rodilla -1 cm-, y al final de la pierna -de 2 a 5 cm-).

jeans3

Paso 2: Identifica la costura que vas a modificar. DEBE SER LA COSTURA DELGADA. En la mayoría de los pantalones viene hacia el lado de afuera de la pierna, así que es muy fácil de tomar. La costura gruesa que viene al otro lado, es muuuy complicada de descoser-acomodar-volver a coser así que no les recomiendo meterse en ese lío.

jeans5

Paso 3: Afirma la tela con alfileres y toma la medida de cuánto vas a ajustar. En mi caso fueron como 2,5 cm. Luego, da vuelta el pantalón y márcalo con tiza por el revés. No olvides seguir en forma paralela la costura original. Finalmente, pasa la máquina de coser con confianza (o el hilo con la aguja, cualquiera de las dos es válida).

jeans4

Paso 4: Asegura la costura recta con una zigzag, para que la tela no se deshilache. Luego, cose el dobladillo (yo lo hice doble porque la tela es súper gruesa y elasticada).

jeans6

Paso 5: R E A D Y. Plancha las costuras y ya estás listiwi para usar los jeans recién apitillados. Así quedaron los míos (que en verdad nunca planché, pero no me juzguen):

jeans7

¿Se animan a arreglar ustedes mismos su ropa? Es una técnica milenaria que he ocupado por años y puedo decir que la práctica hace el maestro, así que no teman de arruinar todo, jiji. ¡Anímense!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

One Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *