Sobre lo que pasa con nuestras cuerpas cuando llega el 18

Amigos, el 18 se trata de comer y engordar. No se engañen a sí mismos. Abracen la comida y disfruten.

Pero ¿KHÉ? Se deben estar preguntando ¿Cómo es posible que esta cabra diga algo así de descabellado?

Antes que todo, no, no quiero promover el lechonismo, ni la obesidad como algo bueno, ni nada por el estilo. Sólo quiero  planteárselos de esta forma.

Estamos constantemente presionadas a seguir dietas, a vernos de  cierta forma, a que no se nos marque el rollo. A que en verano tenemos que usar un bikini en un cuerpo con un abdomen  completamente plano, y se nos dice que si no eres de esa forma,  realmente no vas a tener éxito o finalmente no vas a valer como  persona.

¿Saben qué? Sí, hay que cuidarse y al igual que con el copete,  no hay que pasarse de la raya por una cuestión de salud. Pero  les tengo una revelación: sí o sí en estas fiestas, si quieren disfrutar de lo rico que habrá en nuestros hogares, VAN A ENGORDAR. Y no se deben sentir presionadas o mal por ello.

“Ay pero cómo esta mina está loca, si yo me cuido”, sí obvio que  sí, yo igual. De hecho, durante las fiestas igual me mido  caleta. Pero véanlo de esta forma: con dos choripanes con pebre  y dos empanadas de pino al horno ya tienen las calorías totales que deben consumir en un día ¿Lo sabían? (y me atrevería a decir que nos pasaríamos un poco). ¿Dónde dejamos la carne, las papas cocidas, el mote con huesillo, los dulces chilenos y el terremoto o la chicha?

Mi consejo es: pásenlo bien. No hay que enguatonarse, pero tampoco hay que andar con cara de poto mirando todo lo que NO pueden comer. Sigan todos los consejos saludables que les permitan disfrutar de todo un poco, como preferir las carnes blancas, reducir el consumo de embutidos (en vez de dos choripanes, uno solo), más ensalada que papas/arroz, no tanto terremoto (o alcohol en general) y lo más importante: no se estresen pensando en lo que van a engordar. Coman en forma consciente y disfruten mucho cada mordida. Restringirse -a la larga-, sólo les traerá un montón de frustración, y qué fome sentirse de esa forma, ¿no creen?

Sí, quizás van a subir un poquito de peso, pero 1 ó 2 kilos, no 4 ó 5 que es lo que sucede cuando le dan rienda suelta al mastique. Y lo van a haber pasado excelente. Un recreo como este está permitido para todos. La dieta estricta la pueden retomar después.

Pero por sobre todo, pásenlo bien.

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *