OTSEA QUE VAY A PASAR EL 14 DE FEBRERO SOLA?

Este post se conforma con varias historias. La primera es el siguiente diálogo que tuve con un señor con el que tengo onda y salimos de vez en cuando:

– Él: Oye te tinca si salimos mañana? Es 14 de febrero…
– Yo: Pucha no puedo, tengo hora a la peluquería.
– Él: Pero es que es 14 de febrero…
– Yo:

Ya, ok, sueno pesá y todo lo que quieran, pero vamos, sé que no soy sólo yo la que piensa que el 14 de febrero es un día más del calendario.

Ya, sí sé, que es un día choro y que se puede aprovechar para estar en pareja y regalonearse y tener un detalle pero ¿no que eso también se puede hacer cualquier otro día? Si es hoy con el resto de la gente que se sube a la micro del amor cursi, bacán (y pucha que es bacán), pero soy una convencida de que si estás en pareja, esos detalles refuerzan más la relación y son súper notables para “mantener la llama viva”, en cualquier momento y no necesariamente el 14/02.

Pero volviendo al tema de la invitación, le comenté esta historia a una de las cabras con las que he hecho buenas migas en el gimnasio y me dijo:

“OTSEA QUE VAY A PASAR EL 14 DE FEBRERO SOLA?”

– No po gaia, iré al peluquero, si ya te dije. 

He aquí donde viene la pregunta a mi cabeza ¿Es tan grave estar soltero un 14 de febrero?

Cuando chica siempre me pasé el rollo de lo bacán que sería tener un 14 de febrero acompañada. El primero fue muy bacán, pero la segunda vez que ocurrió (con una persona diferente) fue súper decepcionante (y fome). Para qué nombrar la tercera (pololeaba con un hueón súper violento que me hizo pasar un malísimo rato porque no quise pasar la noche con él, dah). Y así sucesivamente, mientras se desvanecía en mí la esperanza de tener un 14 de febrero lleno de cursilerías.

Sin embargo, después de mucho reflexionar, llegué a una conclusión: no necesito estar con alguien para sentirme amada hoy, así como tampoco necesitas que las acciones de alguien determinen tu felicidad este día (o cualquier otro).

La sociedad ya nos pone demasiadas expectativas en la vida como para sentirnos avergonzados de la soltería, como si fuera algo malo. Pero la verdad es que estar “SOLO” para muchos es sinónimo de fracaso, por lo que hay varios que se deprimen.

En la otra vereda están los emparejados que se sienten medios presionados por hacer algo y pucha, no po. Las cosas bonitas tienen que salir del corazón, no de la fecha en el calendario.

En resumen, y para todos (solteros o acompañados): no dejeis que este día los defina. Si es una oportunidad para tener un detalle, bacán. Y si de verdad se sienten humillados por este día, AMIGOS: NO. Ustedes valen mucho más que una relación con alguien sólo por estar en una relación.

P.d. y si eres de las que se sienten identificadas con el famoso texto de la “shilena promedio”, SAL DE ESA RELACIÓN, AHORA!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

4 Comments

  1. En mis 14 soltera la pasé tan bien como en mis 14 pololeando. Es una excusa más para salir a comer rico, obligarse a verse con amigxs de años o hacer algo distinto con la pareja. Hay que recordar que no todos somos millenial tampoco ni hacemos cosas tschoras todos los fines de semana con nuestra pareja, por ejemplo para la gente de otras generaciones u otras crianzas de verdad puede ser un día especial. No sé, no entiendo el odio al 14, es tan aweonao como darle demasiada importancia.

    • Obvio, pero por lo mismo, si alguien lo pasa bien, bacán, y si no les gusta, no hay que sentirse presionado por celebrarlo 🙂

  2. ¿Te puedo poner un altar?

    Me viven webeando que estoy soltera (por 10 años, no es mi culpa que Cupido sea esquivo y yo poco aplicada) y sí, me hacen sentir que he fracasado en la vida y que se me va el tren. ¿Tan complicado es entender que no es arrejuntarse con cualquiera que pasó por la esquina? ¿Que quiero conocer a gente y que de repente la vida moderna no me da el tiempo y las ganas? Dejen de contarme el reloj biológico y los años para llegar a la estación de la “tía solterona”. Quiero una pareja, pero llegará cuando tenga que llegar y no porque me presionan, por ansiedad o porque “no sé estar sola”. Quiero ser feliz sola y estando con alguien.

    Saludos Cami

    • Ay qué bueno que no estoy sola en esa cruzada, eso de estar con cualquier persona porque sí tampoco va conmigo jajaja. Ánimo Barbarita, y a resistir mientras tengamos que aguantar la estupidez!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *