Cumplí mi sueño Rocket Power y aprendí a surfear (o lo intenté) con Isidora Ureta

Estuve llorando todo enero y la mitad de febrero porque todo el mundo se pudo ir a la playa y yo no tendría vacaciones de verano, hasta que me llegó la mejor invitación del mundo: aprender a surfear con la amorou Isidora Ureta. MEJOR PANORAMA O MEJOR PANORAMA?

La verdad, como crecí en la playa y nado desde los 4 años, los deportes acuáticos son y serán mis favoritos por siempre. Además, hace tiempo quería aprender a surfear (o al menos intentarlo) y gracias a los amigos de Claro Chile pude probarme en esta disciplina ¡Muchas gracias por la invitación!

Así fue cómo nos movimos a la Playa La Boca de Concón, donde llegamos directo al aguita. Y he aquí el primer temor (y en el que no había pensado hasta ese momento) ¿Me iba a entrar el traje de surfista? Nunca había visto a mujeres más grandes usándolos, sólo chicas delgadas. Pero del temor pasé al alivio: había un traje para mí, y pese a que cuesta un kilo ponérselo, me quedó perfect.

La verdad sobre estos trajes es que en un principio están húmedos, por lo tanto cuesta que se acomoden. Además, te sueles sentir muy tiesa, casi que no te puedes mover, así que después de un rato y cuando ya te metes al agua, se siente mucho mejor.

Antes de comenzar con la instrucción, hicimos un calentamiento previo que consistió en un trote + elongación (muy importante para no lesionarse) y luego comenzamos.

Aquí es cuando me empecé a sentir súper Rocket Power, porque nos pusimos sobre las tablas para comenzar a aprender a pararnos en ellas. Les digo desde ya: no fue nada fácil.

Aquí siendo muy ninja

Y luego de una media hora de preparación, nos fuimos al agua. Y desde del 2010 que no me sumergía en el Océano Pacífico, así que creo que al fin me reconcilié con él (toda la culpa la tuvo el tsunami).

Yahooo!

El Surf se ve TAN SENCILLO pero es mega difícil. Hay que ser muy ágil, sobre todo cuando agarras la ola y te tienes que parar en medio segundo en ella. Isidora fue súper enfática con eso, y yo de verdad lo intenté demasiado ¡a ella le salía taaaan fácil!

Estuvimos por horas tratando de lograr subirnos a la tabla para surfear las olas, pero sólo algunos lo lograron… Yo fracasé olímpicamente jajaja. La próxima vez espero poder pararme, porque sí o sí es un deporte que necesita muuuucha práctica.

¿Les gustaría practicar Surf alguna vez? Se los recomiendo totalmente, es mega entrete y gastan un montón de energía! Gracias nuevamente a Claro Chile por invitarme a vivir esta experiencia, fue muy muy bacán!

Todo el grupo ¡Gracias por la invitación!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta de hablar de cosas de niñas, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *