Como debe ser: Modelo plus size confronta a hombre que se rió de su cuerpo en un vuelo

Era un día cualquiera para Natalie Hage, una modelo plus size e influencer de USA, que posee gran popularidad en internet gracias a su trabajo y al ser una de las representantes del movimiento #bodypositive en internet (además, es admin de Eff Your Beauty Standards). Tomó un vuelo para poder realizar una de las tantas sesiones de fotos que le solicitan, y pagó 70 dólares extra por un asiento con más espacio, porque claro, ella está consciente de que su tamaño es mayor al del común de las personas.

Todo bien hasta ahí, hasta que se acomodó en su lugar. El tipo a su izquierda, que iba a la ventana, empezó con una actitud bien mala, decir “ufff”, y a reacomodarse, dando a entender su desagrado porque una mujer grande se sentara a su lado. Ahí fue cuando empezó la peor experiencia que un gordo (o cualquier persona que se vea diferente) puede vivir.

El hombrecillo, llamado Eric, no sólo con quejarse para sí mismo, empezó a textearle a otra persona la situación, a lo que le respondieron “esperemos que no haya comido comida mexicana”. La respuesta de Eric: “al parecer ya se comió a un mexicano completo” (BAM, aparte de gordofóbico, xenófobo).

Natalie, visiblemente afectada, empezó a tomar fotos del teléfono del tipo. Las subió a su Instagram, porque realmente estaba mal con la situación.

Una publicación compartida de natalie. (@nataliemeansnice) el

Y fue ahí donde el coraje apareció. Gran parte de las respuestas para Natalie fueron de apoyo y animándola a confrontar al hombre, algo que también grabó.

La excusa de él: que había bebido. OK, estaba arriba de la pelota y obvio que lo hizo porque es natural reírse de los gordos, pero OH SORPRESA! Dentro del diálogo -y como para “arreglar la situación”-, el muy patúo le dijo “bueno, para ser justos, estás sentada en una salida de emergencia. ¿Crees que eres lo suficientemente capaz de poder ayudar a las personas en una situación de emergencia?“. ME ESTAY HUEVEANDO?!?!

Onda, realmente el hombre que va borracho le está cuestionando la capacidad de poder ayudar a otras personas en caso de una emergencia ¿EN SERIO? 

Natalie fue clara al decir que no quiso grabar la cara del hombre, sino que sólo su reacción, para no caer en el círculo de la “funa”, y también aseguró que esto es parte de la vida diaria de un gordo (ya lo sabemos, de hecho escribí sobre una experiencia de este tipo hace un tiempo).

Finalmente, el tipo se disculpó, y para enmendar la situación LA INVITÓ A CENAR (?????), propuesta que obviamente, Natalie declinó (jamás saldría a cenar con un agresor así de todas formas).

Sin duda que la actitud de esta modelo es EJEMPLAR. Nunca, pero NUNCA hay que quedarse callado cuando algo no está bien y te está molestando (sobre todo si te afecta a ti y se trata de fatshaming o bodyshaming), porque sino estamos normalizando estas actitudes que -francamente-, son muy de mierda, y no ayudan en nada a que la sociedad sea un lugar más amable para todos.

Desde acá, puros aplausos para Natalie👏👏👏👏👏👏👏 (Aunque nunca vea esto ERF).

¿Cómo hubieran reaccionado ustedes ante esta situación? ¿Les ha pasado algo similar? Compartamos en los comentarios!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta de hablar de cosas de niñas, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

One Comment

  1. Tan linda mi Camilu, a mí me ha pasado que me toca alguien robusto y con mi mejor cara le pido que deje de enterrar su codo en mis costillas, pero nunca se puede hacer sentir mal a alguien, pues las vueltas de la vida son increíbles y con ansiedad ese mismo viejo de mierda queda pesando 150 😁

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *