Qué significa ser #BodyPositive y por qué todas deberíamos ser parte de este movimiento

#BOPO, #BodyPositive, #effyourbeautystandards y un largo etcétera de hashtags son los que acompañan las fotos de muchas chicas en Instagram (que generalmente no cumplen con los estándares de belleza que los medios imponen siempre). Varias chiquillas me han preguntado de qué se trata, y de verdad que he pensado durante semanas cómo escribir acá acerca de él, porque es un tema que debe salir muy de dentro de #una, ya que para llegar a este punto en la vida hay que recorrer un camino muy largo.

¿Qué es el Body Positive?

Puede ser la mina más mina que conozcas, pero sí o sí tiene algo que no le gusta en su cuerpo. Estrías, celulitis, la forma de su cabello o qué se yo, hasta cómo le crecen las uñas. Esta mirada negativa y súper crítica que hacemos de nuestro propio cuerpo, es el antónimo del body positive. Crecemos bajo la cultura de las dietas, de la presión: no merecemos la felicidad ni el éxito si es que no cumplimos con todos los estándares que se nos exige.

El Body Positive es justamente el movimiento que busca desterrar todas aquellas malas prácticas que nos enseñan desde chicas. Es querernos, reconocer la diversidad de cuerpos, y reivindicar el derecho de sentirnos bien en nuestra piel, sin miedo a lo que pueda decir el resto. Es llegar a ese estado mental donde te importa un huevo lo que digan los demás, porque tú te sientes bien contigo misma y abrazas todas las “fallas” que puedas encontrar a la vista. 

Una publicación compartida de Jazzmyne (@jazzmynejay) el

El Body Positive no es una cuestión de gordas

Tanto en este país como en muchos otros lugares del mundo, ser gorda es sinónimo de tener que vestirte con CARPAS (ya lo hemos visto en el 90% de las tiendas de retail chileno). Y sí, este movimiento partió con un puñado de “gordas” que cansadas de tener que “respetar” estas absurdas leyes de la moda, se volvió transversal con nuevas integrantes: ex anoréxicas, mujeres que dejaron el sedentarismo para volverse amantes del fitness, cambios de hábito y gente que dejó de exigirse a sí mismos con estrictos regímenes alimentarios, para poder disfrutar la vida con la mente sana.

Es algo que viene sonando hace rato en las redes sociales, y ya era hora de que sucediera.

Por otro lado, no es un asunto sólo de mujeres: hay hombres que se han vuelto parte del movimiento y que también buscan dejar de lado esa presión absurda de la que nunca hablan (créanme que para algunos de ellos suele ser igual de heavy que para #una). Olvídense de las calugas, los cuerpos perfectos y pieles lisas; los hombres también tienen estrías y les da lata sacarse la polera en la playa.

Es un camino largo, pero recorrerlo vale totalmente el esfuerzo

Creo que nunca tuve consciencia de si amaba o no mi cuerpo, hasta que empecé a odiarlo cuando comencé a engordar en la adolescencia. Cada vez que me encontraba una estría nueva, un rollo en la espalda o un pantalón no me subía, me detestaba a mí misma. Hasta que empecé a vestirme aún más darks (#todosfuimosdarks) y me empezó a importar un pepino lo que dijeran el resto  sobre mi ropa, mis piercings y cómo me maquillara (y lo más gracioso es que aún sucede).

Es agotador que la gente se sienta con el derecho de opinar sobre tu cuerpo (la que más odio es cuando recalcan que bajé de peso y así me veo más linda ?!?!?!), pero lo importante es detectar cuando eso comienza a suceder, para así ponerle freno de la mejor forma posible. 

Puedes tardar años, o quizás menos: lo importante es empezar a limpiar ese cuarto oscuro del amor propio para que se convierta en tu habitación favorita. Puedes empezar fijándote en qué es lo que más te gusta de ti y potenciarlo. Luego, tómate el tiempo de detectar los comentarios negativos o tus propias actitudes negativas hacia ti. Suena ridículo, pero el autobullying es más común de lo que creemos.

Obvio que de vez en cuando podemos recaer en la negatividad, pero mientras más esfuerzo pongas en salir de ahí, te pasará cada vez menos. Esto da para una entrada totalmente nueva ✨

¿Por qué es tan importante que todos nos unamos a este movimiento?

¿Es necesario escribir las razones de por qué es tan necesario amarnos a nosotros mismos y querernos tal cual somos? ¿Cuántas cosas dejamos de hacer por miedo o verguenza de cómo nos vemos? ¿Cuántas veces nos hemos maltratado u odiado a nosotros mismos por no cumplir con algún estándar? Es importante que formemos parte de este movimiento y contagiemos a más personas, que busquen la forma en que puedan encontrar este estado mental, ya sea cambiando hábitos de salud (mental y física) y encontrándose a sí mismos de una forma positiva.


Lo importante es ser feliz mientras luchas por ser aún más feliz. 

👉

Ahora has el ejercicio: ¿Cuántas veces te has encontrado detestando tu guata, la celulitis del poto o lo desordenado de tu cabello? Tu cuerpo es único y depende sólo de ti amarlo, cultivarlo y sentirte bien en él. Si quieres compartir alguna experiencia respecto a esto o el proceso para llegar a ser #bodypositive, déjalo en los comentarios! 💕

 

🔥DISCLAIMER🔥

Si vas a comentar al respecto, hazlo con respeto. El bodypositive NO es una alegoría a la obesidad, NO habla de cánones físicos, sino más bien de sentirse bien con uno mismo y el camino para lograrlo. Existen muchas aristas más respecto a este tema y las iré tomando de a poco dentro del blog. No Soy Fashionista es un espacio seguro y libre de bullying, así que siéntete libre de comentar tus experiencias respecto al tema, porque serán tomadas con la sensibilidad que corresponde ☝🏻

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta de hablar de cosas de niñas, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

3 Comments

  1. ¡Linda amiga! Ojalá éste mensaje llegue a mucha más gente. Es tan importante amarse como uno es, y me da tanta rabia que la gente crea que se trata de normalizar la obesidad 🙁 cuando al final solo se trata de aceptar la piel con la que vinimos y siempre cuidarla, porque somos lo más importante.
    Te amo bbcita, 💯pre tu fan

  2. Suena muy pilar sordo lo que voy a decir, pero si uno no se ama, quien lo hará? Toda mi vida he tenido sobrepeso, en algunas ocasiones obesidad y he hecho años y años de dieta. Pero la única dieta que me ha funcionado fue la que hice después de amar mi cuerpo y aceptarlo tal como era/es. Dejó de importarme lo que pensara el resto y empecé a amarme y, como de verdad me amo, comencé a cuidarme un poco más, pero por mi, por mi salud, porque no quiero ser hipertensa y tener diabetes. Pero siento que ese cambio solo fue posible después de amarse y aceptar que no somos cuerpos producidos en serie y que todos somos distintos.

  3. Llevo algunos meses meditando sobre esto, practicandolo de a poco, con éxito por supuesto, me siento cómoda conmigo misma, me caigo bien y me gusto mucho. Lo extraño es que quizás siempre fue así y sólo lo tenía MUY escondido. Me he fijado en que, al menos antes, las personas se esmeraban en decirme algo positivo sobre mi o mi apariencia, quizás por qué(?), pero ahora que demuestro seguridad y autoestima, pareciera que les -un poco, poquísimo- molesta? Quizás no sea la palabra correcta, pero existe un pequeño rechazo al que se quiere y es feliz. Tan normalizado es odiarse a uno mismo o renegarse el amor propio que, las personas se sienten violentadas al observar amor y/o libertad?
    Hay un problema grave en nuestra sociedad, hay tanto de lo que se debería hablar. Ánimo para todos los que estamos luchando por tener paz mental y una vida llena de las cosas que nos hacen felices.
    Siempre se nos querrá echar abajo cuando estemos “lograndolo”, pero saquemonos de la cabeza que el camino es una competencia, es sólo nuestra vida, personal, compartida, en comunidad. No paremos de intentarlo. Gracias por el post!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *