Alexa Chung para Alaniz: hasta por ahí no más con las tallas grandes

Saludos a la vendedora que pensó que éramos mecheras!

Hola bebés! Hace masiao tiempo (2 semanas, ok) que estaba inactiva, pero espero ya ponerme al día con todo lo que he visto/probado y que tengo pendiente (que es ene cantidát). Entre esos pendientes tenía que sí o sí comentarles sobre la nueva colección de Alexa Chung para Alaniz (Paris), a la que le dieron un montón de colors (aunque yo no esperaba mucho que digamos porque es… bueno, Alexa Chung).

Para quienes no la conocen, ella es una modelo y actriz británica, que desde chica empezó a modelar para distintas marcas y a aparecer en varios comerciales. Se salió muy rápido del modelaje porque le hacía tener una baja autoestima y se dedicó a otras cosas, aunque siempre explotando su imagen. Pronto se transformó en una it girl, es decir, alguien que marcaba tendencias de moda y que influenciaba realmente a sus seguidoras (pero influencer de verdad sí po, no como las vestas lugg que hay acá y que en verdad no influencian a nadie).

Así se hizo carrera en varios medios británicos, pasando a ser de las presentadoras de música y festivales más importantes. Además, como que en este lado del mundo obtuvo más notoriedad por haber sido la polola de Alex Turner (mijitorico no te olvido), y porque colaboró con varias marcas, llegando (tarde, pero llegando) a nuestro país de parte de Alaniz.

 

Una publicación compartida de ALANIZ.CL (@alaniz.cl) el

La verdad, me gusta el estilo de Alexa Chung. Sí, es bacán, es llevable. Puedo usar un outfit similar a los de ella, me puedo inspirar gracias a sus looks y si bien probablemente lo que lleve puesto sea como 3 de mis sueldos, las prendas no son imposibles ni muy extravagantes. Sin embargo, como que la encuentro súper MEH. Onda, de verdad me gusta, pero no me sorprende. No es como que diga OAY QUIERO SER COMO ELLA, como cuando veo a otras it girls, pero fuera de eso, es una de las más bacanes del mundillo y no anda robando ni plagiando (como las Jenner y las Hadid que son más fakes y forzadas).

Dicho esto, consulté con Alaniz lo que me importaba: ¿Cuál es el rango de tallas de la línea que presentó para Paris? La respuesta: desde la talla XS a la XL y desde la 34/36 hasta la 46/48. Todo bien hasta ahí.

Así que partí a ver qué tan bien estaban estas tallas (no vaya a ser como esas tallas M que no entran jamás) y me encontré con diseños lindos, sencillos, en colores muy usables y estampados bellos.

Siento que la línea que lanzó para Alaniz es muy fiel al estilo que Alexa tiene, y eso se agradece. Además, la ropa de Alaniz pese a ser de retail es de muy buena calidad, y los precios estaban buenísimos para ser una línea exclusiva de un rostro en un retail (Poleras desde $7990, blazers y chaquetas desde los $29990, pantalones desde los $14990).

ESTE ME GUSTÓ ENE

Así que ya habiendo vitrineado todas las piezas, me lancé por las dos favoritas, a ver qué tal me quedaban: un pantalón de tela con líneas (talla 48) y una de las poleras blancas con un estampado de “terciopelo” con un ojo al centro (talla L).

Hace tiempo que estaba buscando un pantalón con ese patrón (y que fuera de una tela rica y no 100% plástico). Este tenía algo de spandex y no tenía pretina, sólo un elástico en la parte trasera. No me daba mucha esperanza, pero quise probármelo igual.

Por otro lado, la polera tenía una textura exquisita, era muy suave y gruesa. Me gusta que a eso se le sume la elasticidad, la hace más llevable y cómoda. Así que partí y pucha, no prosperó.

Juro que le tenía fe a estas dos

El pantalón no tenía ninguna pinza. Nada. Me apretaba el poto y la parte frontal de la guata se me veía pésimo (o sea, sé que tengo guata, pero se me veía mucho más abultada, francamente). Y la polera estaba bien, sólo que es muy cortita y me iba a restringir mucho para usarla con jeans o shorts. La amé, pero su longitud me dijo nope.

Lamentablemente, esta colección tiene buenas intenciones con las tallas, mas no hay un buen calce. No está pensada en este tipo de cuerpos, pero se agradece el intento. Y me da latita, porque tiene cosas muy bellas y a precios accesibles, pero simplemente no son ni cómodas ni quedan lindos en #una.

Igual me desilusionó un poco eso, porque no hace mucho, comentó en BioBioChile que estaba consciente de la realidad de las mujeres, y de que los cuerpos de modelos y que impulsa la moda en general no son un común denominador, así que bueno amiga Alexa, tu línea en Alaniz tampoco está muy al tanto de eso que digamos (porque pa qué le vamos a echar la culpa a ella).

Eso sí, los blazer y las chaquetas sí quedan bien, aunque no esperen a que les cruce porque bueno, Alexa no tiene mucha pechuga. Aunque como ya saben, hay que atreverse a probarse las ropas e ir viendo, y por sobre todas las cosas NO FRUSTRARSE SI ALGO LES QUEDA MAL! La complexión de un cuerpo plus size es distinto de otro, así que lo que a mí me quede pésimo a otra amiga le puede quedar ultra bacán.

¿Qué les parecieron a ustedes estas prendas? ¿Ya conocen esta línea? ¡Cuéntenme en los comentarios!

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta de hablar de cosas de niñas, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

4 Comments

    • EN SERIO? A mí me han tocado buenos jeans, me duran más que el promedio en la entrepierna que es lo primero que muere, erf!

  1. A veces ni me esfuerzo en mirar ropa que a simple vista se ve chica y no hecha para gente #comouna y no te creo lo raro que se ven esos pantalones cuadrillés. Faltó confección ahí. Aunque sí la ropa se ve bonita, pero no es no nomás. Y todavía no entiendo ese concepto de “editar” una colección xD

    Saludos!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *