15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://nosoyfashionista.cl 300 true 0
theme-sticky-logo-alt

Diario de las panties rotas #1: ¿Cómo resucitar en una fría mañana de invierno?

0 Comments
Quiero darle la bienvenida a una nueva colaboradora, mi amiga personal y la mejor fotógrafa de análogas, Karen Vergara! Ella está a punto de ser periodista y es de las mujeres más cultas (y sensuales) que conozco. Fue una pieza clave en la salvación de mi autoestima después de una ruptura amorosa cuática, y la que me encaminó en el flagelo del maquillaje.
 
Esta, su primera columna, trata de esas pequeñas cosas que nos pasan a todas, de esos problemas que a veces nublan nuestras cabezas, del ajetreo de la vida diaria y de las panties rotas, por que sí, entre el estrés del día a día a todas nos ha pasado más de una vez. Que se nos enganchó en el asiento astillado de la sala de clases, que se rompió cuando nos la subimos rápidamente después de ir a un baño (que no es el nuestro), que se le fue un punto justo cuando ibas a esa entrevista de trabajo tan esperada. 
¡Están todas invitadas a participar!  Capítulo uno: esa maldita mañana de lunes…

El viento y la lluvia golpean mi ventana. Despierto con mucha pereza, aquí va un nuevo lunes marcado por mi reciente cesantía, luego de revisar por enésima vez las bolsas de trabajo por internet, entregar mi currículum en dudosas reuniones de “grandes compañías” -pero que JAMÁS encuentras al googlear y que no tienen correo corporativo- me doy por vencida.

Pareciera que el día lunes todo nos sale mal, y que lo único que deseamos es hacernos bolita en la cama y dormir. Y hoy decidí hacerlo. No me aplaudo por ello, realmente tenía muchas cosas que hacer, pero el mal clima, el frío y un marcado insomnio por las noches me dio la razón.
Fui a la cocina, me preparé una leche con chocolate y solo el olor me evocó a mi infancia. Fue un flashback profundo, como cuando paso por esas tiendas chinas y hay “olor a esquela” o a chicle, de esos Dos en Uno, que uno masticaba cinco minutos y perdían el sabor, transformándose en una masa pequeña y dura.
No sé ustedes, pero en mi caso soy muy receptiva olfativamente hablando y este tipo de olores hoy salvó mi mañana de depresión momentánea. ¿Resultado? Me acurruqué unas horas en mi cama, vi un par de capítulos viejos de una serie que me gustaba mucho y ahora estoy de vuelta con más energía para seguir con la semana.
Si ustedes están en la misma que yo, les recomiendo que busquen algo que les evoque un lindo recuerdo, ya sea de la infancia, adolescencia, algo que hayan hecho hace poco y tuviera un color, sonido u olor identificable, y que cierren los ojos e intenten viajar a ese recuerdo nuevamente. A algunos les pasa con el olor a tierra mojada, a otros con escuchar un single noventero ¿Cuál es tu mejor recuerdo para días fríos?
Si aún así te cuesta empezar el día, tengo algo para ti: un playlist de puras mujeres power, que se decidieron a iniciar de buena manera tu mañana. Incluí a Lykke Li, Mademoiselle K, Sia, Florence & The Machine, Lana del Rey, entre otras. ¡A escuchar!

 

Previous Post
Tipz para engrupirze minoz
Next Post
Amalia Jeans y cómo pasé del odio al amor por los pantalones
Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

0 Comments

Leave a Reply