Estás más gorda

Llevo 15 años consciente de mi gordura. Llevo 15 años peleando con este abdomen. Llevo 15 años encontrando las maneras de quererme, de demostrar que soy más que todo el sobrepeso que tengo. Y aún así me recuerdan todos los días con pesar que estoy más gorda.

Qué lata ir al doc. Qué lata que las 5 personas que pasan por el box te miren con lástima, que te adviertan que morirás en cualquier momento, y que vas a morir por gorda. Porque ya tienes diabetes, porque tienes problemas al corazón. Tienen los exámenes en la frente y estoy sana, pero estoy gorda. Estoy más gorda.

Me da miedo sacarme la ropa. Estoy sola y estoy consciente de que he cambiado. Me miro y digo que no importa, que estoy igual de rica que cuando podía ir al gym todos los días. Me acuerdo de hace dos noches, cuando al sacarme la ropa, ella me dijo que quería besarme toda la piel. Pero me da miedo que se dé cuenta que estoy más gorda.

Y no quiero pensar haberle mostrado interés a él fue un error, porque de pronto cambió y puede que haya sido porque estoy más gorda. O tal vez ya no se le hacía interesante, porque ya me vio, y dijo ‘meh’, y no me quiso más. Aunque esa mañana quise salir corriendo y me retuvo, pero pienso “ahora estoy más gorda, por eso ya no le gusté; por eso no me llamó más”.

Estás más gorda, me han dicho, como si yo no lo supiera. Como si no me asustara estar con alguien que es de un tercio de mi tamaño. Porque así me siento, gigante, como baobab, queriendo esconderme. Porque no es como que no esté consciente, y hasta ahora no me molestaba, pero tú me dices que estoy más gorda. Más. MÁS.

Me hablé a mí y supe una cosa: no dejo de querer, de quererme; de sentir y de sentirme, pero créeme que sé que estoy más gorda. Y eso no cambia nada. Sigo siendo la misma, sigo queriendo, sigo sintiendo y ese es el problema, que siento que no me quiero cuando en verdad sí lo hago, pero porfa, deja de decirme que estoy más gorda, que es como si no hubiera visto mi reflejo esta mañana, o la punta de mis pies mientras me duchaba, o la curva de mi espalda en la ventana, porque yo sé que estoy más gorda.

Y que me lo digas es poner una expectativa. Es esperar a que ya no esté más gorda, sino sólo gorda, y que vuelva a lo de siempre, cuando en verdad quienes esperan que esté menos gorda son sólo ustedes.


Como que exploté. No quiero sonar como que me estoy excusando, pero el estallido social me dejó más ansiosa que nunca. Confirma si tú también subiste de peso (y aún no logras bajarlo).
P.d. ah sí, VUELVE EL BLOG. No lo voy a dejar morir. No de nuevo :*

Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

Comentarios

  1. Mi preciosa, cada vez que te veo te encuentro tan linda por la chucha. Veo tus historias, tus post y siempre digo nira que se ve mina mi amiga 💕
    Pero sé exactamente lo que sientes, yo igual subí como 10 kilos por ansiedad los últimos 3 meses. Había bajado 4, subí 2… Y la gente ama recordarle a uno que subió de peso, yo me pongo la ropa señora, sé exactamente que no me queda como antes.
    Te quiero muchísimo, y espero que te sigas queriendo, porque es lo que más admiro de ti y amo de ti, tu actitud, que haces que yo diga con eso más vería como un saco de papas y tú te lo pones y pura fabulosidad.
    Me encanta que vuelva el blog 😘😘😘

    • Está lleno de psicólogos diciendo que el estallido social aumentó los sindromes ansiosos en la población. Yo acá una más, con 6 kilos más y primera vez en mi vida con panza. Quiero bajarla solo porque no permitiré que Piraña arruine mi vida.

  2. Igual y odio que todo lo bacán que soy termine a un costado porque al parecer mi gordura es todo lo que soy. Gracias por esto, por ser sincera por sobre todo ❤🔥

  3. Confirmo.
    Y confirmo que la gente es como las weas y siempre te resaltan lo obvio, como si una no supiera que está más gorda.
    Lo importante es querernos.

  4. No he subido, pero que terruble ha sido volver a cuestionarme lo que tanto trabajo me costó responder hace meses. Siento lo mismo que tú, Cami, me hacen dudar sin yo dudar, que hueá más penca 😔

  5. Confirmo, Cami. Sufro de ansiedad y depresión, entonces peor po jajaj.
    Me identifiqué demasiado con tu texto. Llevo más de 10 años luchando con mi sobrepeso y el verano pa mi es terrible. Me vine de vacaciones con mi familia al sur, lo que significa sí o sí recibir comentarios negativos respecto a mi cuerpo por partes de familiares que no veo hace más 1 año o más. Pero este verano vine decidida a no dejar que me pasen a llevar, a no aguantar que destruyan el amor propio que he construido.
    Un abrazo, tocaya. 💕

  6. Puede ser el peso o la estatura o la nariz o por último nada (porque esas cosas no son tan importantes realmente), al momento de dudar, de sentirnos mal, o sentir que hemos empeorado en algo (así no sea) todos somos igual de vulnerables y nos preguntamos si por eso la persona X se aleja, o la persona Y deja de llamar y la persona Z empieza a interesarse por otra persona, y encontramos la forma de hundirnos en un espiral sin sentido. Pocos en el camino entienden que esto mismo es lo que nos toca vivir, y que no esperamos nada más de la vida que vivirla o ir aprendiendo a hacerlo bien. En ese momento de vivir el presente el peso, la estatura, la nariz, no importan… estás vivo.
    Eres una hermosa y escribes muy hermoso <3

  7. Saludos, necesitaba leer esto. La lucha con el peso ha sido una constante toda mi vida. El año pasado a mi mamá le dio un Acc. Cerebro Vascular, así que me convertí en su cuidadora por mucho tiempo, y por cuidar de otros mi peso y mi salud se fue a la chucha. Y luego vino el estallido social y más a la chucha se fue mi peso. Cuando me convertí en cuidadora, todo el mundo automáticamente se sintió con el derecho a opinar acerca de mi persona, de mi peso. Es pal pico. A la larga dije “A la chucha todo, es lo que hay”. Casi morí arrancando de balazos cuando Valpo estaba ocupado por milicos por haber salido a buscar cosas pa mi familia. Después casi me volví loca del encierro con el toque de queda.
    Después de toda esa wea no puedo sino valorar mi vida y mi libertad a concho y ni ahí con esperar a tener cierto tipo de peso pa recién sentir que “tengo permiso” pa empezar a vivir. Y bueno, eso, sorry por el descargo también. Abrazote.

  8. yo creo que hay que puro parar los carros “¿acaso crees que no tengo espejo en la casa?”, no es sano vivir luchando con el peso, no es sano ir al médico a que te miren con cara de pena, a que te reten, a que te inventen enfermedades que no tienes, no es sano que la gente espere que uno baje de peso porque a ellos les molesta tu gordura.

    yo subí de peso el año pasado por una depre y tuve que dejar de lado otros temas de salud y preocuparme de mi salud mental y nah po, cada uno sabe a que le dedica preocupación y que el peso no sea una prioridad porque uno se ama por como es, no es asunto de nadie más que de uno.

    Un abrazo querida.

  9. Confirmo. Había logrado bajar mucho de peso pero entre el invierno y el estallido social volví a subir, por ansiedad más que nada. Lo más cuatico es que si bien la gente no me lo dice explícitamente, si dejaron de decirme “oy estás más flaca” o “que estai regia”. Siento que deberíamos dejar de decir y sentir esos “piropos” como si fueran algo bacán. Simplemente hay que dejar de opinar de los cuerpos del resto. Una pérdida de peso puede implicar por ejemplo alguna enfermedad y ahí una diciendo “oye que estai flaca dame la dieta”. Mal po. Te entiendo y te apoyo totalmente, ojalá dejáramos de fijarnos tanto en esas cosas superficiales. Un abrazo!

  10. Estoy llorando 😿😿 no puedes haber escrito mejor lo que siento, seguramente somos muchas y digo muchas pq al hombre no se le exige ni se le mira como a nosotras. Gracias gracias porq cuesta vivir así y saber que no estamos solas en la lucha me da fuerzas en estos. Momentos que no lo estoy pasando bien justamente por estar con sobrepeso. Gracias ❤️😻

  11. Igual me siento más gorda, pero como hacer que la gente no se meta en la vida de los demás?
    Un abrazo cami, que rico que volvio el blog.

  12. Totalmente, había logrado bajar con el embarazo, pero en octubre fue imposible que la angustia y la ansiedad no se metieran en mi cabeza

  13. Confirmo! Y me da miedo pero aun así trato de seguir queriendome. La ansiedad post estallido fue la causa pero lo entiendo y entiendo que mi cuerpo este reaccionando asi, sin embargo no bajare los brazos aún. Animoo! No sabes cuanto me llegó lo que escribiste. (no te conozco pero) Te quiero y gracias por ser valiente, gracias por sacar lo que muchas tenemos adentro y no nos atrevemos a decir♥️.

  14. La gente es tan nefasta! Imagina lo que es estar gorda y embarazada, todos mis exámenes están perfectos, mi guagua crece sanita, pero estoy gorda! Es tan difícil aceptar que una gorda se ama y se acepta, casi un delito!

  15. Aparte de estallido social, terminé con mi Pololo y estoy en plena ansiedad post término… de hecho ahora quiero comer una hamburguesa y qué tanto! ánimo a todos

  16. Me hace tanto sentido todo lo que escribes. No sólo estoy más gorda, porque estoy más ansiosa. Además sumo a mi listado de males (hipotiroidismo y resistencia a la insulina) colon irritable. Yo me miro y sé que estoy más gorda. También sé que me quiero así tal cuál y aún más, creo que me quiero y gusto más que antes. Pero las miradas y comentarios de quienes quieren que esté más delgada, me duelen igual y eso me provoca más ansiedad y es un círculo vicioso lleno de cuestionamientos y dudas. Es difícil explicarlo… más difícil sentirlo, pero las estructuras cambian y los pensamientos con ellas. ¡Adelante, con todas las fuerzas de la historia!

  17. 4 kgs de puro estallido social. No los quiero (soy operada bariatrica por estar MÁS GORDA y bien enferma) pero día a día intento volver a mi normalidad. Con toda seguridad, respeto y admiración puedo decirte que sé como te sientes. Vamos que se puede!!!

  18. No se si estoy mas gorda, porque no me e pesado, pero si siento una pena enorme en mi, por hacer todo lo que puedo para quererme como estoy, y no puedo sentirlo, por lo menos tengo el consuelo que hay otras personas que les pasa lo mismo que yo y así veo que se superan a sí mismo cada día, es heavy ser gorda, pero sin nosotros no se notarian los demás 😊

  19. Estoy llorando, los ql no cachan cuánto duele que te resalten como el peor defecto lo que tú ya viste en el espejo.
    Gente ql que no sabe (o si) cuánto dolor provocan diciendo weas.
    Estoy contigo Camí.

  20. Si estoy gordisima pero feliz me aburri de luchar contra la camida pero mas aburrida me tiene la gente que me da su opinion sin perdirla pero en fin 😌 amor para ellas.

  21. Wna, hoy le pedí permiso a mi jefa para hacerme unos exámenes porque ando con mucho sueño y me dijo “y porque está más gordita”. Wn, lo sé, no es necesario que me lo diga, por decirlo no voy a bajar mágicamente de peso. Me senti mal y me dió vergüenza.

  22. Doy fe del sentimiento así. Nunca fui lo que se llama “delgado”, pero cuando veo las fotos de esos primeros años de U dónde no comía nada de 8 a 8, dónde era solo puchos y cafe, a veces me dan ganas de volver a estar así. De tener más confianza de ir a una tienda, probarme el primer pantalón o polera que vea y que no tenga que estar pidiendo con miedo o vergüenza una talla más grande.

    Cuesta quererse a sí mismo cuando todo el mundo esta con el discurso repetido de “se más delgado, la gente gorda no tiene éxito en nada y dan asco, te vas a morir pronto” y un largo etc.

  23. Yo también he subido ene de peso con el estallido social, me lo han echo saber demasiadas personas , asícomo si yo no me hubiese dado cuenta que mi pantalón favorito no me quedaba… Es incómodo y triste que el resto sienta que tiene el poder de opinar sobre tu cuerpo, pero aquí vamos a darle la pelea todxs juntos y a amar cada una de las lindas cuerpas’ que la vida nos dió

  24. aaa sabes que? Me sentí muy identificada, por navidad y año nuevo tuve que viajar a ver a mi familia y lo primero que escuché “estas mas gordita”, nisiquiera un como estás. Agh, me quiero sí, pero esa gente hace todo mas dificil. Te amo caleta, aunque no me conozcas, pero me has ayudado hace años con algunas cosas. Y gracias x darle vida al blog!!

  25. Sí, yo estoy más gorda desde octubre y creo que tiene que ver no solo con la comida (que siempre he comido harto y harto dulce), si no con que con todo el tema del transporte dejé de ir a clases de baile. Pero ahora en enero logré retomar y no -solo- para bajar de peso, si no porque lo paso bien. Después de mi embarazo bajé mucho de peso, harto. Y en mi familia decían que aprovechara, que me mantuviera, que no volviera a engordar. Y nada po, no lo “conseguí”, pero era algo que ellos querían. Ahora me importa empezar a comer más sano, pero no por cómo me veo, si no para estar muuuchos años para mi hija. Quiero que ella me vea feliz y sana y no preocupada por cómo me veo o por lo que la gente opine de mí. Quiero que sea feliz y para eso tiene que verme feliz. No te voy a mentir, yo quiero bajar de peso y “verme mejor”, pero pucha que me cuesta! Y tengo que entender e interiorizar que lo hago por mí y no por el resto. Y cuando pienso en mi hija no me importa si estoy gorda o flaca, me interesa estar sana. Un beso!

  26. Hubo una época en la que pesaba 49 kilos y me sentía gorda todas mis compañera eran más flacas y bonitas, pase mi adolescencia pensando que no era suficiente para nadie, hoy a unos meses de cumplir 40, con 3 hijos y casada, pienso en esta sociedad que nos enseña a odiarnos por no entrar en los estándares, me carga ir al doctor, y sus frases cómo te vas a morir joven si sigues así, ahora peso 75 kilos y aún trato de quererme, de gustarme, aún desconfío cuándo me dice mi marido que me veo sexi, que esto mejor y más bonita, creo que tantos años de decir “pero si eras tan flaca que te paso” hacen estragos en mi y entro en un círculo vicioso, vuelve la ansiedad, cómo más y subo de peso otra vez, es difícil, aunque me vea fuerte y empoderada igual la crítica me afecta, aunque me diga que la opinión de los demás no influye, no es cierto igual daña mi seguridad esa simple frase de “estás más gorda “ me cuesta un rato volver a mirarme con amor

  27. Antes pensaba pensaba Que si no decíadecía o asumía que estaba gorda (siempre lo he sido) la gente no se iba a dar cuenta, me molesta profundamente que te hagan saber que subiste de peso, como si uno no lo hubiese notado en la ropa o en la cara o en todas las partes de tu cuerpo. Lo bacán de todo esto es que ahora las gordas hablamos y sabemos que no estamos solas, un abrazo y gracias por lo que haces :3

  28. Si, también subí de peso, estoy triste con eso pero resignada al mismo tiempo, no hay plata pal gym y cuesta no comer cualquier cosa y no sufrir por la ansiedad de estos días.

  29. Me encanto leerte y claro; he subido de peso, estoy más vieja , mi cuerpo ha cambiado, no he logrado lo que soñaba a esta edad, etc, etc, mandatos sociales que finalmente sentimos como nuestros, aunque no lo son, sobre todo nosotras, las mujeres… me encanta leer a las nuevas generaciones que si bien están expuesta a los mismos mandatos sociales que las mayores, lo relevan y problematizan, lo que implica estar haciendo algo al respecto.
    Cariños

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *