15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://nosoyfashionista.cl 300 true 0
theme-sticky-logo-alt

SETIEMBRE, el mes de la perdición

2 Comments

Ya, sí, me carga que le digan SETIEMBRE, pero a la vez me da risa porque es como de tatas del campo. Empieza mi mes favorito del año por toda la comida, carrete y las juntas con amigos/familia que conlleva, algo que en realidad nos pone en aprietos a muchos porque pucha, el descontrol y la buena vida nos pasa la cuenta el 30.

Una que es chilensis (y para más remate con papás folcloristas) sufre mucho de culpabilidad al terminar el mes. Y pese a que siempre he sido partidaria de nunca culpabilizarse por las cosas ricas que uno come, no puedo evitarlo cuando llega octubre y bueno, el pantalón no abrocha.

Aparte, llega la primavera, época de arreglar el ropero con más colores y falditas, estornudos y parejas melosas en las calles. Esto es igual a perder dinero en el médico y las tiendas de ropa, así que para la última semana muero de hambre y anorexia.

Decidí que este año voy a medirme con todo o si no me iré a la punta del cerro, así que hice una lista de propósitos u objetivos que sí o sí debo llevar a cabo a lo largo del mes, los que quizás podrían servirles a ustedes:

– Ir al médico por el asunto de la alergia antes de que empiece a florecer todo (o a que me empiece a morir ahogada).  Mejor prevenir que lamentar. Vida eterna a la loratadina.
Administrar bien el cash para el mes. Es decir, al momento de organizar el dinero y pagar las cuentas, dejar un poco de plata APARTE para el gasto de Fiestas Patrias y NO SALIRSE DE ESO.
– Evitar pasar por el mall/Patronato/ferias/ropas usadas/vitrinas/lo que sea. Este mes aún hará frío y no, no necesito ese short o esa polera delgadita, porque no me van a servir hasta octubre/noviembre.
– NO COMER HASTA REVENTAR. Eso sí que es en serio, porque pucha, hay mil cosas ricas, pero igual no. Onda, si hay mil carnes y ensaladas, sacar de todo pero poquito y poner en el plato todo eso y sólo lo que crees que entrará en la guata.
– NO BEBER ALCOHOL DE MÁS. Sí, es la época de la ebriedad y los carretes, pero si estamos comiendo muchas cosas ricas, el alcohol va a puro aumentar la cantidad de calorías y nopo, guata. Está bien tomarse una chicha, quizás dos, pero no tres, cuatro, o veinte.
– Ensalá y ejercicio, porque de esa forma se va a balancear la dieta con todo el boom de cosas que comeremos en el fin de semana del 18. Y lo digo porque sé cómo son todos, después se lamentan tanto que subieron de peso y lloran. Lloramos.

Y bueno, si no les resulta mucho, entonces voy a pensar en alguna entrada que los ayude a ahorrar y/o bajar de peso. Ojalá que les sirva y no mueran como yo en años anteriores. A zapatear!

Previous Post
Playlist #12: Primavera Fauna va a estar papo
Next Post
Review: Labial Mia Moore de The Balm
Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

2 Comments

  • Septiembre 8, 2013 at 1:23 am

    Tienes toda la razón con septiembre :O, uno se lo come todo y más encima viene la primavera, pésima combinación xD, ojalá las fiestas patrias fueran en mayo cuando hay que taparse entera! Saludos 🙂

    Reply
    • Septiembre 8, 2013 at 8:31 pm

      Jajajaja sí! En mayo hubiera sido mucho mejor fecha 🙂 Saludos!

      Reply

Leave a Reply