15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://nosoyfashionista.cl 300 true 0
theme-sticky-logo-alt

¿Tenemos que sentirnos bien según los modelos que día a día se imponen?

14 Comments

Mamamia.com.au
Hace tiempo que vengo pensando en dieta. Quiero bajar la guata sí o sí un poco, no sé si hasta quedar mega flaca, pero sí para poder optar a ponerme ropa más linda y que no existe en tallas grandes (maldito retail).
En medio de toda la parafernalia de empezar a cambiar ciertos hábitos (porque todos necesitamos una dieta diferente, y claro que me asesoré por una nutricionista), encontré esta noticia: una niña de apenas 7 años tenía escrito enuna esquela un plan de dieta demasiado estricto, incluso para una adolescente o alguien que esté estudiando.
Osea, ¿hasta qué punto hemos llegado como sociedad, donde una niña chica que ni siquiera ha llegado a ser pre púber siente la necesidad y la presión de ser delgada?

Cuando le conté a mi mamá, casi se murió. Siempre fui de contextura gruesa, y me criaron de tal forma que me diera lo mismo lo que el resto opinara sobre mí, sólo tenía que importarme lo que yo sintiera conmigo misma. “¿Dónde está su mamá?” fue lo primero que me dijo, y claro, en el caso de la niñita lo hacía a escondidas, aunque aún soy testigo de madres que presionan a sus hijas a ser “flacas”.
Quizás tiene mucho que ver con el modelo que los medios y el propio medio de la industria de la moda impone (donde son todas las modelos son súper esqueléticas, cero gracia), pero más allá de eso ¿dónde queda nuestra propia satisfacción? ¿Tenemos que sentirnos bien según los modelos que día a día recibimos?
Cuando llego a “achacarme” porque “me veo mal”, pienso y digo… ¿Me veo mal porque no me veo como la ropa en el maniquí o porque realmente no me gusta como me queda? Y ahí es cuando me doy cuenta que hay que olvidarse del cochino modelo que nos proponen día a día, porque ninguna, y recalco,NINGUNA mujer que sea sana, lleve un estilo de vida como el que tenemos que llevar para subsistir será tan esquelética como el maniquí que lleva lo que quieres comprar.
Sólo una reflexión más: sentirse bien con cada una no debe depender de nada más que de tus ojos y tu corazón. Si no quieres depilarte, adelante. Si no quieres usar nunca más pantalones, es tú decisión. Si logras sentirte bien contigo misma aunque estés “pasada de peso” (qué frase más manoseada), y te llegan comentarios de que estás gorda o que te verías mejor con unos kilos menos, pregúntales de vuelta “¿te molestan a ti? Porque a mí mal no me hacen sentir”.
Previous Post
Rescate del pelo post ataques de verano
Next Post
Playlist #8: Hasta siempre, Radio Horizonte
Cami Navarrete

Mami chula de este blog. Periodista picá a fashonblagger que gusta hacer reviews de productos de belleza, ir a conciertos, bailar en el agua y los perritos.

14 Comments

  • Marzo 15, 2013 at 8:31 pm

    En lo personal, soy flaca natural, jamás he hecho dieta ni deporte y aún así no engordo. Por esto, no me siento derecho a criticar a quienes sí lo hacen, ya que nunca he estado en la situación de estar “pasada de peso” y no sé qué se siente. No obstante, creo que NADA justifica poner en riesgo tu propia salud por querer verte esquelética. Está bien querer llevar un estilo de vida saludable, pero siempre hay límites. Además, ser flaca en extremo tampoco creo que es atractivo, más bien da el aspecto de estar enferma.

    Reply
    • Marzo 15, 2013 at 9:51 pm

      Claro, todo lo que prima debería ser la salud y no sólo física, sino que mental y emocional de cada una.

      Saludos, Fran 🙂

      Reply
  • Marzo 26, 2013 at 1:28 am

    Mi mamá tiene 45 años,tuvo 3 hijos, pesa como 5o y tantos kilos (mide 1.54 cm)y se pasa la vida reclamando que está gorda, que horrible se le ven los rollos, que va al gimnasio para ser flaca, etc, etc. Imagínate po, se viste con mi ropa, es súper ‘lolein’, nadie le cree la edad (ni que sus 3 hijos están en la universidad) y ella se da el gusto de alegar infinitamente por los ‘kilos de más’. Y más encima, si subo un kilo empieza a decir la típica frase que me carga: ‘Estás gordita ah?.
    En fin, es el ejemplo más fiel de la mujer que no logra sentirse a gusto consigo misma porque no es ‘flaca’ como el ideal. A mí me costó superar sentirme mal cuando me decía que necesitaba hacer ejercicio para bajar los ‘rollos’, uno necesita (sobre todo en la adolescencia) que le digan que lo importante es como te sientes contigo misma. Lo importante es que lo aprendí y ya no me contagio con los ideales de ‘flacura’ de mi madre. Saludos!

    Reply
    • Marzo 26, 2013 at 2:15 am

      Que bueno que pudiste pasar por sobre eso, porque eso demuestra que piensas por ti misma 🙂 Como digo más arriba, al final lo importante es sentirse bien tal como eres… o trabajar para que eso ocurra.

      Saludos!!

      Reply
  • Abril 2, 2013 at 4:54 pm

    Loco! a mi siempre me enseñaron igual, que tenía que sentirme bien conmigo misma (mi madre, abuela) pero mi papá me dice “los brazos anchos que tienes, tienes que bajar rollos” etc. A veces me pregunto que rollos, se me ven sólo cuando me estoy mal sentada, así me siento bien, aunque a veces me gustaría bajar de peso un poquito para que me queden unos pantalones que amo XDD pero no porque a los demás no les guste como esté, sino por mi 🙂

    Reply
  • Junio 4, 2013 at 12:28 am

    yo soy de las mujeres yo-yo subo y bajo de peso según sea mi estilo de vida…Cuando era pequeña siempre me decían “ay que estas gorda” y yo me creía el cuento, siendo que era saludable (1.63 – 58 kg. estaba bien)me dejé estar mucho tiempo y realmente engordé, luego me di cuenta de mi error y baje mucho, hace 3 años estaba flaca iba 6 veces a la semana al gym, era absolutamente fashionista, pero estaba sola. Hoy tengo muchos kilos más que entonces y menos poder adquisitivo (por pagar el postgrado) pero aún así me saco partido, me arreglo siempre, hago deporte (lo poco que puedo, pero igual) y soy feliz junto a mi novio 🙂

    Para mi gorda o flaca, el tema pasa por dos puntos: sentirte bien y tener actitud, no hacer caso a lo que dicen otros de ti, sino que ser segura de una misma, amarse por sobre todo y tener claro que eres valiosa por quien eres…la vida hay que disfrutarla en cada momento y cada etapa.

    Reply
  • Agosto 14, 2013 at 2:07 pm

    Holi
    Encontre tu blog y me puse a leer algunas entradas, está super chori.
    Sobre este tema, también leí esa noticia y la encontré atroz porque no recuerdo haberme preocupado de lo que comía siendo tan chica, siempre he comido relativamente sano (igual como rico, chatarrita de vez en cuando, dulces pero siempre harta fruta y verdura) pero nunca preocupandome de seguir alguna dieta loca, recién me empecé a preocupar del tema cuando me diagnosticaron resistencia a la insulina como hace 3 años que es = raro en mi porque siempre he sido relativamente delgada pero como tengo hartos parientes diabeticos por ahí va la cosa.
    Antes = hacía ejercicio y me mantenía bien pero ahora tengo un rollo, las piernas un poco fofitas pero no me preocupa mucho, quiero volver a hacer ejercicio pero como para tonificar porque encuentro estúpido tratar de ser algo que nunca seré (onda modelo maniquí) porque onda que mujer real es sana midiendo arriba de un 1.70 y usando talla de jeans 36??? (como los maniquís).
    En conclusión creo que uno debe aprender a aceptarse, sentirse bien con uno misma y si algo no te gusta intentar cambiarlo pero dentro de lo razonable, creo que lo peor es desesperarse, hacer dietas locas, morirse de hambre o tomar esas cosas raras para bajar d peso porque al final le haces más daño que bien a tu cuerpo

    Reply
    • Agosto 14, 2013 at 4:51 pm

      Desesperarse es lo peor. Encuentro mucha razón a lo que dices, y tenemos que mantener la buena salud interior como mental en nuestros cuerpos. Esa es la clave.

      Saludos :)!!

      Reply
  • Septiembre 27, 2013 at 1:32 am

    Desde ayer descubrí el blog! y he leído muchas entradas, y con esta en particular me sentí identificada, quizás es porque también soy gordita.. en realidad uno siempre piensa que la culpa de estar así es de uno, pero por ejemplo yo jamás ví a mi mamá que me prohibiera comer, desde chica onda desde 8vo básico que empecé a engordar y no paré ( ahora estoy en la U) y pasé toda mi adolescencia siendo gorda, jamás usé un bikini, y ahí es cuando me decía que tenía que bajar de peso porque todas mis amigas se veían super lindas en la playa y yo siempre tratando de taparme, siempre en mi familia me han dicho que tengo que bajar de peso y blablabalbla , hasta el punto en que me llego a sentir mal .. este año me puse como meta hacer deporte, asi que voy a un taller de aeroattack, y la dieta día a día tratando de cambiar pero si siempre te están criticando lo que comes es bien difícil sentirse apoyada, igual espero algún día cambiar para estar ” más saludable” y vivir más años, pero no por verme mejor hacia el resto, sino para empezar a quererme un poquito más <3, cariños me encantó el blog =)

    Reply
    • Septiembre 27, 2013 at 1:55 pm

      Hola Soraya, gracias por leer 🙂
      La verdad es que esta semana me lo he cuestionado mucho, y ahora más que nada lo haría por vanidad, porque me vi en unas fotos y pucha, ya es demasiada la guata… Estoy como con depre igual por lo mismo, porque todo el mundo te dice lo gorda que estás y ve el hecho de bajar de peso como algo positivo… En fin.
      Un beso!

      Reply
  • Noviembre 10, 2013 at 9:12 pm

    “NINGUNA mujer que sea sana, lleve un estilo de vida como el que tenemos que llevar para subsistir será tan esquelética como el maniquí que lleva lo que quieres comprar.” Yo soy muy delgada, y lo soy naturalmente, siempre comí lo que quería sin preocuparme por mi peso y no soy de hacer mucha actividad física. El otro día en gimnasia una compañera de escuela me dijo: “Sos tan flaca que me das asco”, me lo dijo así, sin preámbulos y me hizo sentir muy mal. Y lo peor de todo, es que yo no soy la que se siente disconforme con su cuerpo, yo amo mi cuerpo, es mío, es único y es como es. La misma chica que me dijo eso se ha salteado comidas algunas veces para no engordar, va al gimnasio, se siente pasada de peso y quiere ser más delgada. Incluso, un día decía que había chicas que tenían eso del thigh gap y se quejaba de que ella no lo tenía. Su trabajo de investigación de este año se trató de la bulimia y la anorexia, así que espero que haya reflexionado sobre eso. Yo siempre les dije a mis compañeras, un poquito obsesionadas con el peso y la dieta, que sus cuerpos eran divinos tal y como eran y que no era necesario que se mataran de hambre, que disfrutaran la comida, y que, si querían hacer dieta, que fueran a un médico porque ellos te aconsejan lo mejor para tu cuerpo. Me dio mucha bronca que esa chica me dijera que soy tan flaca que le doy asco, ¿Qué quiere que haga? ¿Que haga una dieta especial de no sé cuántas calorías y me esfuerce para engordar? Mi dieta ya tiene muchas calorías e, incluso, tengo que empezar a comer más frutas y verduras y hacer actividad física para combatir el sedentarismo y sentirme más saludable y activa. Pero eso no significa que vaya a dejar de comer esas milanesas, hamburguesas y tortas que tanto disfruto. Lo que trato de decir es que, por un lado, te dicen que sos gorda y que deberías ser flaca, y, por el otro, si sos muy delgada naturalmente como yo, te persiguen por todas partes diciéndote más o menos que sos anoréxica y que das asco. También dicen que las que tienen un cuerpo como el mío no son “reales”. ¿Cuándo va a parar toda esta locura? Porque las personas que tienen más curvas no son las únicas que sufren. Me gustaría que tomen conciencia de que muchas chicas que somos delgadas somos así por genética y no porque nos morimos de hambre. Me gustaría que se dejen de joder con el cuerpo perfecto y con que si ciertos cuerpos son reales o no. Todos los cuerpos son reales y hermosos, son únicos e irrepetibles. Ámense como son y respeten a los demás por quienes son. No existen cuerpos reales y cuerpos de mentira, solamente existen cuerpos. Y si no se sienten conformes con alguna parte de su cuerpo y quieren cambiar, está bien, solamente hablen con los demás, pidan consejos y asegúrense de hacerlo porque ustedes quieren mejorar y no porque la sociedad les dice que sean de determinada manera.

    Reply
    • Noviembre 10, 2013 at 10:39 pm

      Tengo amigas flacas que me reclaman lo mismo, y es igual de triste… Yo de verdad no entiendo a la gente que dice tener el derecho para criticar a los demás por su cuerpo.
      Saludos, Jazmín y gracias por contar tu experiencia 🙂

      Reply
    • Noviembre 11, 2013 at 3:12 am

      Gracias a ustedes por su apoyo 🙂

      Reply

Leave a Reply